Muchas veces no nos damos cuenta, pero la salud emocional es tan importante como la salud física. Nos dejamos llevar por la rutina, por las prisas, por los horarios y nos olvidamos de nosotros mismos, de nuestro bienestar emocional. Cuando hablamos de interiorizar una serie de tips de salud mental y emocional nos referimos a pautas que podemos implementar en nuestro día a día para mejorar nuestro bienestar psicológico general. Algo directamente relacionado con la calidad de nuestras relaciones y con nuestra capacidad de gestionar las emociones. Una persona emocionalmente saludable no es solo la que está exenta de padecer problemas de depresión o ansiedad. Es alguien que evita los pensamientos inadecuados, que goza de una buena salud emocional.

 

tips de salud mental y emocional

 

Como es de imaginar, llevar un estilo de vida saludable favorece la salud emocional. En este sentido, podemos interiorizar una serie de consejos como los siguientes:

 

• Descansar lo suficiente

Clave para disfrutar de una buena salud mental y emocional. La mayor parte de las personas necesitan entre siete y ocho horas de sueño. Conviene evitar las pantallas en la cama, el móvil o la tele, ya que eso activa el cerebro y dificulta nuestro descanso.

 

• Cuidar la alimentación

Contar con unos buenos hábitos alimenticios y apostar por alimentos saludables nos puede ayudar en la prevención del estrés.

 

• Hacer ejercicio

El ejercicio físico ayuda a paliar el estrés y la ansiedad. Si no podemos ir a alguna actividad dirigida, podemos hacer pequeños cambios en la rutina como subir las escaleras y no usar el ascensor o pasear al menos media hora al día. Hacer ejercicio libera endorfinas, sustancias químicas que dan energía y elevan el estado de ánimo. Por eso, redunda en el bienestar físico y mental.

 

• Limitar el consumo de alcohol, tabaco y drogas

Todos son estimulantes relacionados con muchos problemas de salud física y emocional. No podemos caer en el error de pensar que fumar es una manera de aliviar el estrés. En realidad ese estrés lo genera la adicción en sí misma. Sustancias como el alcohol, el tabaco o el cannabis, aunque normalizadas, multiplican el riesgo de desarrollar trastornos adictivos y pueden acrecentar los problemas de ansiedad y estar detrás de algunos trastornos mentales.

 

salud emocional

 

Cuidarse para mejorar la salud emocional

 

No podemos perder de vista nuestras propias necesidades y sentimientos. Es clave no permitir que el estrés y las emociones negativas se acumulen. El estrés no es más que un proceso que se desencadena cuando las demandas del entorno superan la capacidad de las personas de hacerles frente. Esto provoca cambios en el organismo a nivel biológico y psicológico.

 

Cuando una persona busca cuidar de su salud también ha de optar por el distanciamiento social cuando se encuentra en la vida con personas tóxicas que le restan energía y perjudican su salud emocional. De hecho, el trato con personas que aporten cosas positivas alimenta la creatividad y la flexibilidad mental.

 

Es esencial tratar de mantener un equilibrio entre las responsabilidades diarias y las cosas que nos gusta hacer. Además de hacer cosas por el bien de los demás conviene esforzarse por desarrollar el autocontrol para lidiar con momentos de intranquilidad y disipar pensamientos negativos.

 

Otro consejo es aprender o descubrir cosas nuevas. No centrarse solo en aquello que nos pueda resultar beneficioso a nivel profesional, sino elegir aquello que simplemente nos guste, nos genere curiosidad. ¿Por qué un abogado no puede hacer un curso de acuarela en plena naturaleza si eso a lo mejor le ayuda a luchar contra problemas de estrés y ansiedad? No todas las personas se sienten plenas haciendo las mismas cosas. Unos necesitan actividades relajantes pero otros en cambio optan por aquellas más enérgicas y que les permitan descargar adrenalina. En todo caso será cuestión de buscar la motivación. Hay muchos videos en los que podemos encontrar más consejos para luchar por ejemplo contra la ansiedad.

 

Para disfrutar de una buena salud mental y emocional es esencial rodearse de personas positivas. Por naturaleza, los seres humanos somos seres sociales con la necesidad de relacionarnos y establecer vínculos positivos. La salud emocional también es sentirnos comprendidos cuando lo necesitamos o tener la certeza de que los demás nos escuchan y empatizan con nosotros.

 

Otro consejo es estar abierto a los cambios y saber gestionarlos sobre todo cuando estos son inevitables y escapan a nuestro control. Conviene tener presente que muchas circunstancias son temporales y que las personas están diseñadas para adaptarse a los cambios.

 

No podemos ver como signo de vulnerabilidad el compartir nuestras emociones con otra persona si lo necesitamos. Es clave interiorizar técnicas asertivas para hacer frente a nuestras emociones.

 

Las técnicas de relajación también nos pueden ayudar a ganar en salud mental. Por ejemplo, la respiración diafragmática, el barrido corporal o el mindfulness. Estas herramientas ayudan a autorregularse y resetear cuando las emociones se manifiestan de manera muy intensa.

 

¿Hablamos?

    ]