Con mucha frecuencia, sobre todo en algunas épocas del año, muchas personas en mi consulta se quejan, entre otros trastornos, de que no tienen energía. Ocurre con mucha frecuencia en primavera, y es lo que en medicina se conoce como la astenia primaveral. Es decir, estamos como cansados de una forma continua o bastante habitual. Pero ¿a qué se debe esta falta de energía en cualquier momento, no sólo en primavera?

 

FALTA DE ENERGÍA Y ANSIEDAD

Estos tipos de trastornos están muy relacionados con la ansiedad. Ya he comentado en otro artículo que la ansiedad es el estado de mayor consumo de energía. Por eso cuando uno está ansioso presenta fundamentalmente este tipo de cansancios, como consecuencia del agotamiento de la energía, como si se hubiera quedado sin energía. Una energía que no se recupera habitualmente ni siquiera con el sueño.

 

Es decir, en el sueño habitualmente el cerebro limpia al organismo y se limpia a sí mismo y se recupera la energía. En las situaciones de ansiedad mantenida, estos problemas a veces no se resuelven ni siquiera con el sueño. A veces uno se levanta tan cansado o más que cuando se acostó la noche anterior. La falta de energía no solamente es de un día sino que se va acumulando día tras día, y puede llegar a ser importante en una temporada.

 

¿COMO SE ABORDAN ESTE TIPO DE TRASTORNOS?

Ejercicios de relajación

entrenamiento-en-relajacion-creativaPor supuesto el primer método es el antídoto natural de la ansiedad, que es la relajación. Nosotros tenemos una técnica que se llama «Entrenamiento en Relajación Creativa » en la que combatimos magníficamente estas astenias, estos cansancios, esta falta de energía. En este artículo podrás acercarte a esta sencilla técnica que ya ha ayudado a muchos miles de personas a acercarse a estados de tranquilidad y serenidad mantenidos.

 

Nuestra terapia: la terapia de los Herrero

Nosotros consideramos que las emociones desagradables –ansiedad, tristeza y enfado- son nuestras aliadas, porque nos avisan del error del pensamiento. En este caso, la ansiedad es la expresión de que estamos teniendo pensamientos amenazantes, de peligro exagerado por nuestra imaginación.

 

Aprender a escuchar y a notar las emociones es uno de los trabajos que realizamos en nuestra terapia online “Guía hacia el Bienestar”. Si te interesan estos temas puedes acceder a cinco vídeos GRATUITOS pulsando este enlace.

 

TECNICAS CORPORALES ENERGIZANTES

falta-de-energia-tecnicas-corporales-energizantesPara mejorar nuestro estado general con estos ejercicios uniremos acción y pensamientos dirigiendo nuestra atención confiada hacia el cuerpo. El objetivo será incrementar el bienestar y la salud que nuestros pensamientos positivos inducen en él combinados con actividades corporales, a través de una técnica que antes era bastante habitual para combatir la falta de energía y que se ha ido abandonando poco a poco.

 

  1. Consiste en hacer frotaciones, friegas, que antaño se daban utilizando algún líquido, como el alcohol de romero, frotándolo sobre zonas doloridas o golpeadas. Estructuraremos un ejercicio de frotaciones del cuerpo, de breve duración, para practicarlo por las mañanas y las noches. Consiste en frotar la piel con nuestras manos, desplazándola sobre las estructuras que hay debajo, sean músculos, huesos o tendones, aprovechando que estamos sin ropa por la mañana en el aseo diario y por la noche antes de acostarnos.
  2. Luego amasaremos determinados músculos y después
  3. Acariciaremos el cuerpo, acompañando esas tres acciones de pensamientos positivos: “Qué bien estoy, qué bien me estoy poniendo, cada vez estoy mejor, cada vez circula mejor mi sangre, etc.”

 

AUTOFROTACIONES

Tronco

Comienza frotando enérgicamente las palmas de las manos, una contra otra, como para cargarlas de energía. Con las yemas de los dedos actúa primero sobre el tronco frotando energéticamente en la línea media desde la parte superior del esternón hasta el hueso del pubis, en sentido descendente y ascendente seis u ocho veces.

 

A continuación forma como si fueran los brazos de una cruz, frotando horizontalmente por debajo de los rebordes de las ultimas costillas, cada mano en su costado, desde los laterales al centro y viceversa, estimulando así algunos puntos de digitopresión, como los hepáticos, que son euforizantes.

 

El rostro

Vuelve a friccionar las manos entre sí para actuar ahora sobre la cabeza, y frota la cara como si te lavases en seco, frotando la frente horizontalmente y en forma vertical. Frota después las mejillas desde las mandíbulas a los ojos y viceversa.

 

Luego pasa a las orejas, coloca las palmas de las manos sobre ambas a la vez, de forma horizontal con los dedos hacia la nuca, y desplázalas hacia delante y atrás, haciendo que la oreja resbale bajo la mano, doblándose hacia delante y volviendo a su posición al empujarla hacia atrás.

 

A continuación introduce la punta de los dedos índices en los conductos auditivos y frótalos haciendo un giro circular en su interior. Después desliza los dedos hacia la parte alta de los pabellones auriculares, y cogiéndolos entre el dedo índice por su interior y el dedo pulgar por el exterior, frótalos por todo el borde de forma descendente hasta el lóbulo y después ascendente.

 

Luego frota el cuello por delante y detrás, hasta los hombros. Si tienes problemas de mareos o zumbidos, frota la cabeza poniendo la palma de una mano de plano sobre el cuero cabelludo, desplazando la piel de la cabeza sobre el hueso del cráneo en movimientos circulares en ambos sentidos. Esto mejora la circulación del oído interno y por tanto la estabilidad.

 

Brazos

Pasa ahora a los brazos, frotando de nuevo las manos, primero las palmas, el dorso y entre los dedos, sobre todo en su raíz. Luego el antebrazo y el brazo a todo lo largo, por todas partes. En las articulaciones de la muñeca, el codo y el hombro, frota de forma rotatoria, circularmente, abarcando la articulación dentro de la mano.

 

Piernas

En las piernas frota primero los pies, empezando por los dedos, introduciendo los de la mano entre los de los pies para frotar bien la raíz de estos. Después el dorso y la planta del pie, en dirección ascendente, la pierna y el muslo en longitudinal, las articulaciones del tobillo, la rodilla y la cadera en forma circular.

 

Si quieres, la zona lumbar y las nalgas con los nudillos de los puños cerrados, aplicados sobre ambas simultáneamente, de arriba abajo y de abajo a arriba. Se trata de frotar todas las partes accesibles de tu piel, acompañando los frotamientos de pensamientos positivos ¡Cómo se me están poniendo las piernas de bien!

 

AMASAMIENTOS Y CARICIAS

ejercicios-corporales-energizantes-amasamientos-cariciasEl siguiente paso es el amasamiento de brazos, piernas y músculos trapecios, entre la raíz del cuello y los hombros, si te duelen habitualmente, en un movimiento de apretar los músculos como para amasarlos o exprimirlos con las manos, desde las zonas más alejadas a las más próximas al centro del cuerpo, por supuesto acompañándolo de pensamientos positivos. Por último, termina acariciando la piel, desde lo más alejado a lo más próximo, pensando en el bienestar.

 

Por la mañana, después de haber hecho relajación, es un ejercicio tonificante para tener un buen comienzo del día y combatir la falta de energía aumentando nuestra eficacia y optimismo.

 

La inversión de tiempo es pequeña ya que se tardan tres o cuatro minutos, e incluso se puede aprovechar la ducha, frotando con un guante de crin para que la fricción sea estimulante, pues con el agua la piel resbala bajo los dedos. Practicándolos por la noche facilitan el sueño y el descanso nocturno. Procura no hacerlos justo al irte a la cama, sino al menos media hora antes de acostarte.

 

Hacerlos con ropa no funciona igual pues eliminamos el factor de roce de piel sobre piel y, además, los tejidos suelen ser acrílicos con lo que se producen cargas iónicas y electrostáticas inconvenientes. No obstante, sí podemos, a lo largo del día, en momentos de cansancio, frotar las manos, las articulaciones de las muñecas, la cara y las orejas como energizante.

 

Con estos ejercicios facilitamos la circulación de energía por nuestro cuerpo, liberando posibles obstáculos o dificultades a su flujo, restaurando un equilibrio energético. No es lo mismo hacerlos que no hacerlos, por tanto es recomendable probar y contrastar con tu propia experiencia.

 

MOVIMIENTOS Y POSTURAS BENEFICIOSAS

Hacen falta cuarenta músculos para fruncir el ceño, pero tan sólo quince para sonreír”. Sivananda.

 

Hay determinados movimientos y posturas que son más beneficiosos que otros. Uno de los más eficaces es el acto de sonreír ya que elevar las comisuras de los labios induce la producción de determinadas sustancias en nuestro cerebro que originan bienestar. De manera que si te encuentras triste, sonríe y manteniendo la sonrisa comprobarás lo difícil que te resulta permanecer mal.

 

Dicen que una persona que no sonríe es como una guitarra que no se toca, termina deteriorándose. Por otro lado, “siempre hay un motivo para sonreír”: afrontar las situaciones de la vida con una sonrisa nos permite empezar a vivir con un criterio nuevo, mucho más sano.

¿Te ha gustado el artículo?

Deja tu comentario