La PNL o Programación Neurolingüística

La PNL o Programación Neurolingüística tiene origen concretamente en el año 1973, hace tan solo menos de 50 años, en la reconocida Universidad de Santa Cruz ubicada en California. Fue entonces cuando el lingüista John Grinder y el matemático Richard Bandler, ambos también con doctorados en Psicología, deciden comenzar con un elaborado informe sobre la comunicación eficaz, y lo hacen tomando como referencia el trabajo y los estudios documentados de los exitosos resultados de estos destacados terapeutas de la época: 

Fritz Perls, miembro destacable de la escuela Gestalt; Milton Erickson, avalado y famoso  hipnoterapeuta Milton Erickson y Virginia Satir, la experimentada terapeuta de familia. A través del exhaustivo estudio realizado sobre ellos y su legado, Grinder y Richard consiguieron crear un método universal con el fin principal de que cualquier individuo pudiera aplicarlo con facilidad en su día a día. Entre las muchas conclusiones a las que llegaron, descubrieron que su éxito no dependía directamente de las escuelas a las que pertenecían, sino de la importancia de su práctica, y que además, a pesar de ser tres personalidades completamente diferentes, usaban patrones parecidos en lo fundamental. Detectaron estos patrones, los estudiaron, rediseñaron en lo necesario y los adaptaron para acabar creando un nuevo modelo aplicable a múltiples situaciones terapéuticas.

La PNL empezó muy poco después a hacerse popular y probada por la mayoría de los pedagogos de Estados Unidos con el objetivo de mejorar la enseñanza-aprendizaje, pero también por muchos psicólogos como técnica eficaz y productiva para implementar en sus terapias. Debido a sus primeros buenos resultados, este modelo se fue integrando en muchísimos otros contextos y materias: médicos, comerciales, directivos de grandes empresas, psicopedagogos, en departamentos de recursos humanos, coaching.. 

Todas estas disciplinas avalaron la Programación Neurolingüística, en la que en Guía hacia el bienestar somos expertos, como recurso eficaz ante cualquier situación relacionada con la comunicación. Estos son algunos de los muchos escenarios donde podemos ayudarte: miedos a hablar en público, entrevistas de trabajo, clases, preparación de discursos, negociación en el mundo empresarial, etc. ¡Llámanos y solicita tu cita!

¿Te ha gustado el artículo?

Deja tu comentario