a qué se le llama estado de bienestar

Cuando nos preguntamos a qué se le llama estado de bienestar tenemos que tener claro que se trata de un concepto con muchas implicaciones. Entre otras cosas, tiene que ver con cómo interactuamos con el entorno, con qué tipo de relaciones mantenemos. ¿Qué quiere decir que una relación es tóxica? Lo vemos a continuación. 

Una relación tóxica es, básicamente, una relación destructiva. No tiene necesariamente que ser de pareja, puede ser también de amistad, familiar o de trabajo. La cuestión es saber identificarla y lidiar con ella. No tiene nada que ver con el odio. 

Por lo general, las personas se asocian con otras para lograr objetivos comunes. Son relaciones en las que ambas partes se ven beneficiadas. Ese logro colectivo es también personal. En el terreno de las relaciones personales, estas asociaciones ofrecen a ambas partes ventajas, es una relación constructiva. En cambio, cuando hablamos de relaciones tóxicas, estas asociaciones son dañinas. Acarrean problemas emocionales y psicológicos. 

¿Cómo identificar relaciones tóxicas?

Muchas veces existe dependencia emocional. Relaciones que, aunque haya conflictos constantes, no se rompen. A pesar de que estos vínculos aporten problemas, dolor y sufrimiento.

No solo pueden darse en el ámbito de la pareja, sino también en otros como el laboral. Si un empleo es totalmente tóxico y desgastante habrá que buscar una salida. Si no se hace, puede ser por miedo al cambio.

En una relación de amistad también hay que poner límites. Sin embargo, en las relaciones de pareja la codependencia emocional se puede ver, por ejemplo, en matrimonios que llevan muchos años a pesar de tener una relación tóxica y desgastada.

Es cuando pasa cierto tiempo cuando afloran distintos rasgos de la personalidad de las personas que pueden llevarnos a la conclusión de que una relación es tóxica.  La convivencia puede ser la prueba de fuego. 

En Guía hacia el Bienestar creemos que ha de primar la transparencia y la sinceridad en toda relación, ya sea amorosa, de amistad o familiar. 

Tipos de relaciones tóxicas 

  • Familiares: hay que poner límites saludables. 
  • Amistosas: una persona con carácter dominante puede conducir a una amistad tóxica si se cede a esa posición de poder que anula a la otra parte. 
  • Sentimentales: en ocasiones, se unen dos personas con carencias muy fuertes y surgen relaciones de desigualdad. 

¿Te ha gustado el artículo?

Deja tu comentario