SOCIEDAD DE CONSUMO Y VULNERABILIDAD

¿Qué tienen que ver sociedad de consumo y vulnerabilidad? Uno de los factores más importantes de nuestras alteraciones emocionales deriva de la inseguridad. Es decir, nos sentimos frágiles, vulnerables, accesibles a los trastornos de los entornos que nos rodean, tanto a nivel personal como a nivel laboral, familiar y social de todo tipo.

 

Esas inseguridades se van acumulando en el cuerpo y nos vamos sintiendo cada vez un poco más inseguros, o menos seguros. Por tanto, intentamos aumentar nuestra seguridad expandiéndonos hacia el entorno. Es decir, intentamos conseguir seguridades del exterior: es lo que llamo “comprar seguridad” en mi libro “Creencias que dañan. Creencias que Sanan”.

 

Una de las formas más habituales de esa adquisición de seguridad se manifiesta en lo que conocemos como consumismo. Nuestra sociedad de consumo no es nada más que la expresión de que consideramos que la seguridad la podemos adquirir desde fuera comprando propiedades, comprando bienes, comprando relaciones, comprando estructuras sociales que nos protejan. Con lo cual, nos dedicamos a atesorar y acumular propiedades materiales, de alimentos…

 

1°- Conseguir la protección de los demás

Sociedad de consumo e inseguridad - conseguir la protección de los demásIntentamos ser muy simpáticos con los demás para que ellos estén de acuerdo con nosotros, para que nos protejan. Intentamos ser muy eficientes, hacerlo todo muy bien para que los demás nos aprecien y nos ofrezcan su apoyo. Estamos continuamente intentando comprar esa seguridad que creemos que nos falta, que creemos nos poseer. No la hemos encontrado en nosotros y la compramos desde el exterior.

 

2°- Almacenar productos de consumo

Cuando hemos estado en esta situación de alerta por la infección del coronavirus, lo primero que se manifestó fue que los grandes mercados se quedaron desabastecidos, porque la población arrasó con los bienes de consumo inmediatos. ¿Por qué? Porque se sentía insegura, y entonces intentaba conseguir seguridad para sí mismos y para los suyos almacenando bienes de consumo. Alimentos, bebidas, protecciones y seguridades de todo tipo, porque intentamos comprar seguridad de todas las formas posibles.

 

3°- El consumo de sustancias

Intentamos adquirir seguridad con el consumo excesivo de sustancias: tabaco, alcohol, determinados tipos de refrescos, las bebidas azucaradas. Todo esto son formas encubiertas de intentar conseguir esa seguridad que consideremos que no tenemos en nosotros y que desconocemos.

 

Sin embargo siendo interna la estamos fabricando continuamente, pero como no somos conscientes de ello intentamos conseguirla a través del exterior, a través de los bienes de consumo cayendo en eso que hemos denominado “consumismo”.

 

4°- Comprar bienes y acumular propiedades materiales

Sociedad de consumo e inseguridad - acumular propiedadesNos dedicamos a consumir cada vez más y a comprar a veces sin consumir, a atesorar bienes que nos favorezcan, que nos puedan producir en su momento una seguridad exterior. Sociedad de consumo seria también buscar a través de nuestras inversiones económicas procesos que nos protejan, bienes que generen una seguridad a nuestro entorno: puertas blindadas, ventanas con rejas, toda forma de sitios blindados…

 

No nos damos cuenta de que nos protegen del exterior pero que a la vez dificultan también nuestra relación con el exterior. Es decir, si pongo rejas en una ventana, es más difícil a los ladrones que entren en mi casa, pero evidentemente si tengo que salir corriendo no voy a poder hacerlo por la ventana. Es más difícil que me rompan la puerta blindada desde fuera, pero también me cuesta a mi más trabajo salir a través de ella. Además tengo que mantener todos estos bienes de consumo que no se mantienen solos. Por tanto, nuestra inseguridad interna se manifiesta en la sociedad de consumo a través del consumismo de bienes y servicios.

 

Bueno, todo esto se puede abordar de otras formas, es decir, lo que conlleva nuestra inseguridad son alteraciones emocionales, ¡y las alteraciones emocionales son nuestra especialidad! Se pueden mejorar aprendiendo a escucharlas, aprendiendo que son manifestaciones a nivel emocional y corporal de nuestras formas inadecuadas de pensar y de nuestras creencias erróneas. De ahí que uno de nuestros lemas sea “piensa bien y vivirás mejor”.

¿Te ha gustado el artículo?

Deja tu comentario